T.N.G. RADIO

TU RADIO EN LA RED

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

B.S.O.

14:00 22:00

Programa actual

B.S.O.

14:00 22:00

Background

Jóvenes Ocultos

Escrito por el 31 de octubre de 2014

Buenas tardes, mis pequeños frikis, y bienvenidos una tarde más a esta vuestra sección favorita. Aprovechando que estamos en Halloween, hoy vamos a hablar de una mis películas favoritas de vampiros, Jóvenes Ocultos. La película podría describirse como perteneciente al género de terror teen o adolescente, más concretamente, del subgénero de vampiros. Se estrenó en 1987, está dirigida por Joel Schumacher –sí, amiguitos, el mismo que se cargó la franquicia de Batman en los 90 hacía películas en los 80 que molaban mucho- , e interpretada por Jason Patric, Kiefer Sutherland, Corey Haim, Jami Gertz, Corey Feldman, Dianne Wiest, Edward Herrmann y Barnard Hughes.

Eran los 80. Normal que llevaran esas pintas...

Eran los 80. Normal que llevaran esas pintas…

El argumento de la película va tal que así: una madre divorciada, Lucy, y sus dos hijos, Michael y Sam, se mudan a Santa Carla a vivir con el padre de Lucy, cuya principal afición es la taxidermia. La ciudad tiene fama de ser capital del crimen, principalmente por el volumen de casos de desapariciones y por la actividad de las bandas juveniles. Dando una vuelta por el pueblo, Michael ve a Estrella y se enamora de ella. La sigue hasta que monta en la moto de David, el líder de una de las bandas del lugar. Lucy consigue trabajo como dependienta en un videoclub y Sam encuentra la tienda de cómics local donde conoce a sus peculiares dueños, los hermanos Edgar y Alan Frog. Éstos le dicen que se lleve un cómic sobre vampiros porque algún día le salvará la vida. Michael vuelve a encontrarse con Estrella y David, y reta a este a una carrera en moto, reto que David acepta. Tras la carrera, David invita a Michael a su guarida, dónde bebe un líquido oscuro, que más tarde averiguamos que era sangre de vampiro, para después ir hasta un puente por el que pasa el tren, colgarse de las vías e ir soltándose uno a uno. Michael, asustado, oye sus voces llamándole y diciéndole que se tire, y éste, agotado, se suelta… Para despertarse en su cama con la misma ropa y sin recordar nada. Sam empieza a sospechar que su hermano se está convirtiendo en vampiro y llama a los hermanos Frog para pedirles consejo, y éstos le dicen que deben encontrar y matar al vampiro jefe para que Michael pueda volver a la normalidad. Tras someter a Max, jefe de Lucy, a varias pruebas para determinar si es el vampiro jefe y resultar fallidas, deciden ir a por David y su banda para matarlos en su guarida. Consiguen matar a uno, pero deben salir huyendo puesto que el resto despierta para atacarles. Esa misma noche, tras preparar las defensas de la casa, la banda aparece para reclamar a Estrella y Michael y matar a los demás. Tras una encarnizada batalla, consiguen librarse de todos los vampiros de la banda, pero Michael y Estrella siguen igual. ¿Acaso David no era el vampiro jefe? ¿Entonces quién…? Si queréis saber la respuesta, no dejéis de ver esta joyita de los 80.

La Estrella es que iba provocando, ¿eh?

La Estrella es que iba provocando, ¿eh?

El proyecto surge de los guionistas Janice Fischer y James Jeremias, cuya intención fue en un principio hacer una versión vampírica del clásico Peter Pan. Jeremias sacó la idea del hecho de que Peter Pan podía volar, visitaba a Wendy y sus hermanos de noche y no envejecía. En el primer borrador, la película estaba protagonizada por un grupo de chavales al estilo de los Goonies, los hermanos Frog eran dos boy scouts regordetes de unos 8 años –llamados Edgar y Alan en honor a Edgar Alan Poe-, y Estrella no era una chica. No sólo eso, sino que el personaje de David se llamaba Peter, el hermano de Michael se llamaba John en lugar de Sam, y su madre Wendy, en lugar de Lucy. Una vez se contrató a Schumacher para dirigirla, éste y Jeffrey Boam reescribieron todo el guión y eliminaron todas las referencias a Peter Pan, manteniendo el nombre del perro Nanook, como guiño a Nana, la perra que cuidaba de Wendy, Michael y John en el clásico de Barrie, y el título de la película –en inglés, The Lost Boys, eran los Niños Perdidos que vivían con Peter Pan en el País de Nunca Jamás-.

¡Bien que te arrimas al Sutherland, pero luego te vas con el Patric, cordera!

¡Bien que te arrimas al Sutherland, pero luego te vas con el Patric, cordera!

En un principio, Richard Donner iba a dirigirla, pero mientras la producción languidecía, pasó a encargarse de Arma Letal y contrató a Joel Schumacher para hacerla, lo cual fue una extraña elección en ese momento, puesto que sus anteriores películas estaban muy alejadas del género fantástico y de terror. Como hemos dicho, lo primero que hizo Schumacher cuando lo contrataron fue reescribir por completo el guión, ya que detestaba el borrador original y creía que los protagonistas debían ser adolescentes, para poder añadirle a la historia un toque de sexualidad que pensaba haría la película más interesante. También quería ofrecer una nueva imagen del vampirismo, eliminando la imagen clásica que se había venido mostrando en el cine. Para ello, mostró a un grupo de jóvenes que no duermen en ataúdes, ni visten trajes, ni muerden en el cuello. Simplemente se dedican a pasarlo bien o, como rezaba el eslogan de la película: “Duermen todo el día. Se van de fiesta toda la noche. Nunca envejecen. Nunca mueren. Es divertido ser vampiro.”

"¡Zusto!"

«¡Zusto!»

La película costó 5.200.000 dólares y se rodó en Santa Cruz, California. De ahí que el nombre del pueblo sea Santa Carla, en homenaje al lugar de rodaje. En varias escenas de la película aparece un parque de atracciones, el Santa Cruz Beach Boardwalk, famoso por aparecer en otras películas como Impacto Súbito o Mentes Peligrosas. Las escenas de la guarida de los vampiros se rodaron en los platós 12 y 15 de los estudios Warner, siendo el técnico de efectos especiales Eric Brevig el encargado del diseño de la misma, así como del efecto de vuelo de los chupasangres. A pesar de su escaso presupuesto, la cinta fue un éxito, recaudando más de 32 millones de dólares y ganando el Premio Saturn a la Mejor Película de Terror en 1987.

Lo que más miedo da es la cara de "emporrao" que se gastaba el de la izquierda...

Lo que más miedo da es la cara de «emporrao» que se gastaba el de la izquierda…

Como ocurrió con otras películas de la Warner en esa época, se le pidió al escritor Craig Shaw Gardner que novelizara el guión de la película para acompañar al estreno de la misma. En la novela podemos encontrar pasajes de la trama eliminados de la cinta, como a Michael trabajando como basurero para ganar dinero para comprarse su chaqueta de cuero. También amplía la aparición de la banda rival de los protagonistas, los Nazis del Surf, que en la película aparecieron como víctimas anónimas de nuestros entrañables vampiros. También incluye elementos del folklore relacionado con los vampiros, como su imposibilidad de cruzar agua corriente o el efecto de la sal en sus cuerpos.

Aquí el amigo era el guaperas de la función.

Aquí el amigo era el guaperas de la función.

Al final de la película, David parece morir atravesado por los cuernos de un ciervo, pero no se desintegra ni explota como el resto de la banda. Este detalle iba a servir como punto de partida para una secuela titulada The Lost Girls, que fue escrita pero nunca rodada, a pesar de los muchos intentos de Schumacher por llevarla a cabo durante los 90. Aún así, David reaparece en el cómic de 2008 The Lost Boys: Reign of Frogs, protagonizado por los hermanos Frog, que servía como secuela de la película original y precuela de la siguiente entrega, Jóvenes Ocultos II: Vampiros del Surf, lanzada directamente en formato doméstico, al igual que la tercera entrega, Jóvenes Ocultos III: Sed de Sangre. Al igual que en el cómic, los protagonistas de estas secuelas fueron los hermanos Frog. Mejor dicho, uno de los hermanos Frog, Edgar, interpretado por Corey Feldman. El otro hermano Frog tuvo una pequeña aparición en la primera secuela y otra algo mayor en la segunda. El personaje de Corey Haim, Sam Emerson, también hace un pequeño cameo en la secuela, pero murió poco antes del comienzo del rodaje de la tercera parte. Como curiosidad, el villano de la segunda parte está interpretado por Angus Sutherland, hermanastro de Kiefer Sutherland.

¡Pedazo secuelas, oiga!

¡Pedazo secuelas, oiga!

Uno de los puntos fuertes de la película es su banda sonora. El score está compuesto por Thomas Newman mezclando orquestación clásica con arreglos de órgano, creando en ocasiones cierta atmósfera malsana y terrorífica, junto con ciertos toques de humor. Pero lo más destacable de esta banda sonora son sus canciones, entre las que encontramos temas de INXS, Lou Gramm o Echo and the Bunnymen, puro sonido de los 80 que siempre es un gustazo oír.

Y como colofón, no os perdáis la adaptación teatral. Que digo yo que se llamará: "Viejos disfrazaos"...

Y como colofón, no os perdáis la adaptación teatral. Que digo yo que se llamará: «Viejos disfrazaos»…

Y hasta aquí nuestra terrorífica sección de hoy. Espero que os haya gustado tanto como a mí. Hasta la semana que viene. Buenas tardes a todos, seáis lo que seáis…

Últimas entradas de Alvaro (ver todo)

Opiniones

Deja un comentario