T.N.G. RADIO

TU RADIO EN LA RED

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual

Background

EL FIN DE LA INOCENCIA

Escrito por el 24 de septiembre de 2014

En 1973, Spider-Man vive una época dorada, Stan Lee ha dejado de ponerle voz a sus aventuras, pero mira atentamente a un joven de 19 años llamado Gerry Conway, aconsejándolo, aunque sabe perfectamente de lo capaz que es el joven. Y no se equivoca.

John Romita (que en aquella época no era Sr. aún) se encuentra entintando los dibujos de un grandioso Gil Kane. Su labor de director artístico de Marvel hace que se encuentre presente en la oficina, pudiendo aconsejar también a Conway. Un día, aprovechando que The Man no estaba, le propone al guionista matar a la Tía May. Así. En frío. Sin anestesia.

La idea es desechada de inmediato, la anciana es demasiado importante para la identidad de Peter, sin embargo la sed de sangre de ambos no ha cesado. Quieren que alguien muera, ¿pero quién?

La portada del Amazing Spider-Man 121 anuncia la muerte de uno de los personajes secundarios, pudiéndose ser cualquiera. En el número anterior, Peter se encuentra en Montreal, teniendo unas “palabritas” con Hulk, todo es normal, nada parece apuntar a la tragedia que ocurrirá.

A la vuelta de Canadá, Peter se encuentra con que su amigo Harry Osborn ha sufrido una recaída en las drogas, al visitarlo se encuentra con su padre Norman, quien para quien no lo sepa es el Duende Verde, villano que averiguó la identidad secreta de Peter en el ASM 39 y desde entonces iba recuperando la memoria y perdiéndola de vez en cuando. Norman acusa a Peter del estado de su hijo y cuando se marcha, la mente de Norman se quiebra totalmente volviendo a su identidad de Duende Verde.

El Duende Verde en su planeador secuestra a Gwen en su propia casa. Héroe y villano se encuentran en el puente de Brooklyn, donde tiene lugar la épica batalla. Peter se encuentra debilitado por una gripe, resultado de su periplo en mallas a Canadá. Tras un magnífico golpe, consigue derribar a su enemigo. Es el momento de rescatar a su amada…

Sin embargo, el villano retoma el control de su aerodeslizador y antes de que Peter se dé cuenta, golpea a la chica que cae al vacío. Peter desesperado la alcanza con una telaraña impidiendo que caiga, ¡la ha rescatado!

SpiderMan0320122-thumb-550x826-86701

Sin embargo, la vida se ha ido del cuerpo de Gwen.

Hero-Envy-Spiderman6

Nunca supo la identidad secreta de Peter.

No ha habido despedida.

La muerte ocurre de repente.

Como en la vida real.

La muerte de Gwen Stacy dejó paralizados a todos los personajes. La novia del héroe siempre ha sido virtualmente inmortal, siempre era rescatada, no podía ser así. Gwen no podía estar muerta. Los lectores se enfurecen, buscan responsables.

La muerte de Gwen supuso un antes y un después en la historia del cómic, a partir de entonces todo podía pasar. Puede que ahora, en esta época en la que cuando un personaje muere los lectores hacen apuestas a ver cuánto tardan en resucitarlo, una muerte así no cale tanto, pero en ese año supuso la pérdida de la inocencia.

En España, este comic se edito por primera vez en número 54 del volumen 1 de Vértice (en formato bolsillo) y en el número 60 del volumen 3 (ya en formato revista y con una versión de la portada del ASM 121 de López Espi). Bruguera lo editó en el número 28 de su colección, siendo éste el número que releí mil veces de pequeño y que se me quedó grabado como uno de los mejores tebeos que recuerdo. Posteriormente Forum lo editó en Clásicos Marvel 12 y 13 (con portadas de Carlos Pacheco), en Clásicos en Blanco y Negro:  Spiderman y en la edición que tengo yo que es Spiderman de John Romita número 52 (la única que respeta en portada el misterio de quien moría en su interior). Panini lo volvería a reeditar en la colección Marvel Heroes 16.

spv154rspv360spb28cmf12 (1)cmf13cmbnf02cmhp116

Como dato curioso, se podría pensar que el culpable de la muerte de Gwen no fue otro que el propio Spider-Man, ya que al parar en seco su caída le rompió la columna vertebral (denotada por un snap que aparece en la viñeta).

En el apartado gráfico, Gil Kane entintado por John Romita es una delicia para la vista, su Spider-Man es dinámico y la expresión oscura de Peter cuando en el número siguiente va a visitar a Harry, su amigo pero también hijo del asesino de la persona que amaba refleja todo el dolor y odio que tienen lugar dentro de su mente. Decir que en el número 122 de Amazing Spider-Man, el Duende Verde obtiene su castigo muriendo empalado por su propio deslizador, en una de las mejores muertes que ha sacudido el Universo Marvel (y cuya resurrección aún me sigue dando dolor de estómago).

La muerte de Gwen, respondía al miedo de los guionistas de que su relación con ella hiciera que Peter pasara al final por la vicaría (obsesión que más recientemente desembocó en la saga One More Day). Podían haber asesinado a Mary Jane, pero el propio Roimita se negaba, ya que había sido el creador gráfico del personaje y curiosamente siempre la dibujaba incluso más guapa que a Gwen, cosa que según él no hacía a posta…

Otro dato a destacar es que la propia muerte de Gwen fue la que acercó más a Peter y MJ, siendo la pelirroja la que al final se vistiera de blanco junto a Peter y siendo en la memoria de muchos la novia sempiterna de Peter. Sin embargo, los más viejos del lugar, aún adorando a la genial MJ, siempre tendremos un pequeño hueco para la dulce Gwen.

Recientemente, los lectores estadounidenses han elegido la Muerte de Gwen Stacy como la mejor historia de Marvel en sus 75 años de historia.

¡Leed muchos tebeos!

Últimas entradas de Terry (ver todo)

Opiniones

Deja un comentario