T.N.G. RADIO

TU RADIO EN LA RED

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual

Background

SECRET WARS

Escrito por el 12 de octubre de 2014

Buenas tardes, mis pequeños frikis, y bienvenidos un día más a este viaje al pasado que proponemos cada semana en esta sección. Esta vez os voy a hablar de una serie limitada que marcó un hito, allá por los 80, entre aquellos que leíamos cómics. Aunque de cómics no fue de lo único que hablábamos cuando nos referíamos a este evento, puesto que quizá se conociese más en la época la línea de juguetes relacionada con la maxiserie que la maxiserie en sí. Pero vayamos por partes…

¡Anda que no molaban nada estos muñecos!

¡Anda que no molaban nada estos muñecos!

A principios de los 80, la juguetera Kenner había firmado un contrato con DC Comics para producir figuras de acción con sus personajes, lo que daría lugar en 1984 a la línea Super Powers –o Super Poderes, aquí en España-. Por su parte, la empresa Mattel, que ya hacía la competencia a Kenner con la línea de figuras de los Masters del Universo, no quería quedarse atrás en el mercado de figuras de acción basadas en personajes de cómic. Con esa idea en mente, los mandamases de Mattel se acercaron a Jim Shooter, editor en jefe de Marvel Comics entre el 78 y el 87, para proponerle el acuerdo de sacar una línea basada en los superhéroes de la editorial, con una condición: que la editorial publicara un gran evento con sus personajes que llamara la atención lo suficiente para que la juguetera tuviera un argumento sobre el que montar la línea de figuras. Shooter recordó en ese momento que los lectores de la época, principalmente los más jóvenes, hacía tiempo que le pedían una gran historia que incluyera a todos los héroes y villanos de la casa enfrentados en una gran guerra, así que se lo comentó a los chicos de Mattel y estos aceptaron.

Siempre me quedé con las ganas de este. Aunque tengo la versión con el traje negro...

Siempre me quedé con las ganas de este. Aunque tengo la versión con el traje negro…

Tras hacer varios estudios de mercado sobre cual podía ser el nombre perfecto tanto para el evento como para la línea de figuras, Mattel se fijó en que los chavales reaccionaban positivamente a las palabras “guerras” y “secreto” –cosa que da que pensar mucho sobre la mentalidad de los niños americanos de la época…-, así que desde ese momento estuvo muy claro cual sería el nombre: Secret Wars –o sea, Guerras Secretas, por si no lo habíais pillao…-. Mattel también quería hacer pequeños cambios a algunos personajes como el Doctor Muerte o Iron Man, porque quería que sus armaduras tuvieran un aspecto más tecnológico y menos medieval, principalmente en el caso del monarca de Latveria. ¿Por qué? Porque sus estudios de mercado indicaban que los niños reaccionaban positivamente a las armaduras tecnológicas. También querían sacar fortalezas, armas y vehículos, con lo que en la serie limitada también tuvieron que sacarlas, porque sus estudios de mercado… Ya os sabéis el resto. Viendo el alcance del proyecto, y que no quería que ninguno de los guionistas asignados a las respectivas colecciones de los personajes mostrase favoritismos por encima de otros durante la maxiserie, Shooter decidió que sólo él podría escribirlo. Pues dicho y hecho: en mayo de 1984 aparecía en los kioscos el primer número de Marvel Super Heroes Secret Wars, serie limitada de 12 números que acabaría en abril de 1985, escrita por Jim Shooter, dibujada en su mayoría por Mike Zeck, con algún número realizado por Bob Layton, y entintada por John Beatty, Jack Abel, Mike Esposito y alguna que otra colaboración más de otros entintadores, como por ejemplo, Al Milgrom. Si nos fijamos en alguna que otra viñeta, podremos ver que hay varias retocadas por John Romita, labor que desempeñó durante los 70 y 80 en muchos cómics de la época.

"¡Al ataqueeerr!"

«¡Al ataqueeerr!»

El argumento va tal que así: una entidad cósmica conocida como el Todopoderoso observa fascinado la Tierra y sus superseres, consciente del potencial que albergan. Así, escoge un grupo de héroes y villanos y los teletransporta, contra su voluntad, a un planeta creado por el mismo Todopoderoso que daría en llamar Battleworld –que podría traducirse como Mundoguerra-, formado por trozos de distintos planetas, incluyendo un suburbio de Denver. Una vez allí, el Todopoderoso les dice que deberán luchar entre ellos hasta que consigan eliminar a sus enemigos, y entonces les concederá todo aquello que deseen. Los grupos estaban formados por los siguientes personajes: los Vengadores (compuestos por Capitán América, Iron Man, Thor, Hulka, Capitana Marvel, Ojo de Halcón y la Avispa), la Patrulla-X (Profesor Xavier, Cíclope, Lobezno, Tormenta, Coloso, Pícara, Rondador Nocturno y Lockheed el dragón), tres de los Cuatro Fantásticos (Mr. Fantástico, la Cosa y la Antorcha Humana), Spider-Man, Hulk y la segunda Spider-Woman. Eso el bando de los héroes. En el de los villanos teníamos a: Doctor Muerte, Hombre Molécula, Kang, Ultrón, Doctor Octopus, Lagarto, Magneto, el Hombre Absorbente, la Encantadora, Klaw, Titania, Volcana, Galactus y la Brigada de Demolición.

Los villanos tenían bastante claro que había que cargarse a los héroes, así que básicamente ese era el argumento de la serie: buenos contra malos dándose manguzás, cada uno con su propia agenda, unos para conseguir poder y otros para conseguir volver a la Tierra. ¿Por qué tuvo tanto éxito entonces? Principalmente por varios acontecimientos, algunos de gran importancia más adelante, que ocurrieron durante la misma, junto con varios momentos bastante impactantes, como por ejemplo:

1. la creación de Titania y Volcana por parte del Dr. Muerte.

2. la presentación de la segunda Spider-Woman.

3. la demostración de fuerza de Hulk al sostener sobre sus hombros toda una montaña, arrojada por el Hombre Molécula, para salvar a sus compañeros.

4. el Dr. Muerte con los poderes del Todopoderoso y su rostro restaurado, lo cual era la primera vez que veíamos.

5. el amor entre Coloso y una nativa curandera llamada Zsaji, lo que dio lugar a que el mutante ruso rompiera su relación con Kitty Pryde cuando volvió a la Tierra.

6. la muerte de la Avispa y su posterior resurrección por parte de Zsaji.

7. la paliza que recibe Hulka hasta casi matarla.

8. el enfrentamiento entre Spider-Man y la Patrulla-X en el que el lanzarredes consigue pasar por encima de todos.

9. la decisión de la Cosa de quedarse en Mundoguerra, puesto que allí podía controlar su transformación, y había dejado parada su relación con Alicia, nombrando a Hulka como su sustituta en los 4 Fantásticos.

10. y lo más importante de todo, la adquisición por parte de Spider-Man de su traje simbionte después de que el original quedara destrozado en una de las batallas, lo que daría lugar más adelante a la creación de Veneno.

Sí, el traje nuevo es muy guapo, pero verás tu lo que hace por las noches...

Sí, el traje nuevo es muy guapo, pero verás tu lo que hace por las noches…

La serie fue, como he dicho antes, un éxito de ventas, no sólo por lo que ocurría en ella sino también por la forma de publicación. Me explico: en los números de abril del 84 de sus respectivas colecciones, los personajes desaparecían en una construcción futurista situada en Central Park que los transportaba hasta Mundoguerra en el primer número de Secret Wars de mayo del 84. En el mismo mes de mayo, los personajes volvían a sus respectivas colecciones con los cambios producidos durante las Guerras Secretas, dejando que los lectores lo averiguaran poco a poco a medida que salía la maxiserie. Una jugada maestra por parte de Shooter para conseguir que los lectores la comprasen si querían saber lo que les había ocurrido a sus personajes favoritos durante la misma.

Otra de las claves de su éxito fue, por supuesto, la línea de juguetes de Mattel. La compañía juguetera sacó tres series de figuras basadas en los personajes de Marvel entre 1984 y 1985, además de varios vehículos y accesorios. La primera serie estaba compuesta por: Capitán América, Doctor Muerte, Doctor Octopus, Iron Man, Kang, Magneto, Spider-Man y Lobezno. Hasta aquí, todo bien. La gracia viene con las otras dos series… La segunda estaba compuesta en su mayoría por personajes que no aparecían en la serie limitada, excepto por Spider-Man con su nuevo traje negro, o Black Spider-Man como se le conoció por aquí. Estos personajes eran: el ya mencionado Spider-Man, Barón Zemo, Daredevil, Halcón y el Duende. Y lo de la tercera ya es un despiporre, puesto que no sólo estaba compuesta por personajes que tampoco aparecían en la serie, sino que encima sólo se comercializó fuera de los EEUU. Los que la componían eran: Electro, Constrictor y el Hombre de Hielo. Todas ellas venían con escudos que, como rezaba la publicidad, servían para descodificar mensajes secretos -vamos, una tontería con la que te pasabas las horas entretenidísimo- y algunas incluso con armas, cosa que no venía a cuento en muchos casos, como en las figuras de Iron Man o Magneto.

Coche guapo que se marcaban los buenos, ¿eh?

Coche guapo que se marcaban los buenos, ¿eh?

Los vehículos que usaban héroes y villanos eran: el Doom Copter, el Doom Cycle, el Doom Roller, el Turbo Copter y el Turbo Cycle, más otras dos que no llegaron a España, el Doom Star Glider y el Star Dart Glider, que eran una especie de ala deltas. Las fortalezas de los héroes y villanos eran, respectivamente, la Torre de la Libertad y la Torre Acorazada, que no es que fuesen muy grandes pero también molaban lo suyo.

Quizá las figuras no fuesen nada del otro mundo, sus puntos de articulación fueran muy limitados –brazos por el hombro, piernas por la cadera y cabeza- e incluso puede que algunas no estuvieran muy bien acabadas con respecto a la pintura –la figura de Spider-Man tenía las telarañas del uniforme pintadas por secciones, dejando otras sin nada más que el color rojo-, pero el modelado de los cuerpos era simplemente perfecto. Para muchos seguidores de Marvel como yo, tener por fin a algunos de tus personajes favoritos convertido en figura de acción era una pasada. Esos eran los personajes con los que disfrutabas en los cómics y, quizá, en alguna serie de dibujos animados, y por fin los tenías en tus manos para poder recrear esas mismas batallitas. ¡Una pasada, vaya!

El éxito propiciado por el evento dio lugar a una secuela de nueve números entre julio del 85 y marzo del 86, en la que el Todopoderoso decidía tomar forma humana y darse un garbeo por la Tierra para aprender de los humanos. Ésta serie tuvo además cruces con casi todas, si no todas, las colecciones del universo Marvel de la época, que aquí en España tuvieron a bien publicar bajo la misma cabecera. Hace relativamente poco también ha sido reeditada por Panini en dos tomos de su línea omnigold.

Secret_Wars_II_(UK)_Vol_1_60_Wraparound01

Como curiosidad, la historia fue muy libremente adaptada en los capítulos 61 a 63 de la serie de dibujos animados de Spider-Man de los 90, y ha dado lugar a algún que otro What if…? y a una miniserie de cuatro números titulada Spider-Man and the Secret Wars publicada en 2010, que nos contaba el evento desde la perspectiva del trepamuros, añadiendo nuevos detalles sin importancia a la historia.

Y nada más por hoy, mis pequeños frikis. Espero que os haya gustado la sección de hoy. Hasta la semana que viene.

Últimas entradas de Alvaro (ver todo)

Opiniones

Deja un comentario