T.N.G. RADIO

TU RADIO EN LA RED

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual

Background

EL TERROR VIENE DEL MAR

Escrito por el 16 de marzo de 2015

No es la primera vez que me siento ante un manga de Junji Ito Por lo que no es la primera vez que este autor me deja con la boca abierta.

La primera obra suya que leí fue Uzumaki, de la que se hablará en otro momento, ya que la obra de la  que quiero tratar es Gyo (Pez en japonés), aunque el título completo es Gyo Ugomeku Bukimi (que podría traducirse en algo como  Pez: terror retorcido). Este manga fue apareciendo de forma serializada semanalmente en la revista de manga Big Comic Spirits durante los años 2001 a 2002.

Comienza con una pareja joven, Tadashi y su novia Kaori, disfrutando de unas vacaciones en Okinawa. Sin embargo Kaori es hipersensible a los olores y no soporta el olor del mar, por lo que se van al hotel, donde empiezan a notar un fuerte hedor que averiguan viene de una especie de pez unido a unas extrañas patas. A partir de entonces nos sumergimos en una historia extraña, en la que Japón comienza a verse invadida por toda serie de criaturas marinas unidas a las patas ya mencionadas, creando un estado de caos y pánico que se va expandiendo por todo el planeta.

Gyo_02-500x751

No se puede negar que Junji Ito no sepa enganchar con sus historias, Su imaginación retorcida hace que estemos deseosos de pasar la página, incluso debo confesar que hubo momentos en que me vi tentado a saltarme páginas debido a la curiosidad que me despertaba  ciertos momentos de la historia y las ansias de resolver el misterio.

El origen de esas criaturas se deja entrever, no quedando claro en ningún momento, dejando más incógnitas que soluciones al final de la historia y que (al igual que me pasó con Uzumaki) me dejó con un palmo de narices…

El terror de Junji Ito es único a su manera, colocando en Gyo las semillas del pánico más que del terror en sí, por decirlo de alguna forma, acercándose más a la literatura pulp que a la del terror más clásico. Sin embargo no es una obra que pretenda aterrarnos, aunque sí que nos mantiene en tensión, creando una atmósfera que el propio autor ha confesado está inspirada en la película Tiburón de Steven Spielberg. De hecho, cuando le preguntan sobre qué le llevó a hacer este manga, la respuesta es tan simple que da vergüenza haber intentado buscarle una explicación más compleja y es:   [Spielberg] capturó con maestría el miedo a ser comido por un tiburón. Se me ocurrió que sería incluso mejor si ese tiburón pudiese ir por la tierra además de por el agua.

Gyo_01-500x761

 En más de una ocasión Ito ha confesado que sus influencias vienen de la cultura audiovisual norteamericana y de la literatura de H.P. Lovecraft, de hecho podemos ver sus mangas llenas de criaturas extrañas, creando un mundo particular, con una situación estresante y tenebrosa, creando una atmósfera agobiante y usando los personajes más como un medio que como un fin, causando como he dicho antes que el final sea un poco perplejo, ya que no te resuelve nada, más bien te deja con la sensación de que algo ha pasado que no te has dado cuenta.

Antes de sentarte a leer Gyo, debes saber que entrarás en una espiral de locura en la que todo puede pasar. La historia se mueve por la necesidad de sorprender a cada página, explotando ideas de forma extrema, por lo que en el fondo es una historia simple y bastante poco creíble.

Entonces por qué leer Gyo. El disfrute no reside en la historia en sí, sino en ver como el autor maneja esas situaciones increíbles en el sentido estricto de la palabra, brindándonos un viaje excepcional del que disfrutamos.

 El dibujo es perfeccionista y detallado, pero al mismo tiempo transmite cierta sensación de suciedad y torpeza, muy influenciado por otra figura del manga de terror como es Umezu, al que incluso parece querer imitar, y que parece conseguir bastante bien…

Últimas entradas de Terry (ver todo)
Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario