T.N.G. RADIO

TU RADIO EN LA RED

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual

Background

EL INCREIBLE HULK

Escrito por el 7 de junio de 2015

Hoy vamos a hablar de una de esas series emblemáticas de la televisión, que nos acompañó durante aquellos primeros años 80, y se convirtió en todo un fenómeno de la época. Nos referimos a El Increíble Hulk, o La Masa, como se le conoció en España. Esta es una serie de televisión americana basada en el personaje de Marvel Comics del mismo nombre, emitida en EEUU por la CBS y en España por la Primera Cadena de TVE, creada por Kenneth Johnson e interpretada por Bill Bixby como David Banner, Lou Ferrigno como Hulk y Jack Colvin como Jack McGee. La serie duró cinco temporadas desde 1978 a 1982, repartidas en un total de 82 episodios. Tras su cancelación, la NBC se hizo con los derechos de la franquicia y produjo tres telefilmes entre 1988 y 1990, titulados El Regreso del Increíble Hulk, El Juicio del Increíble Hulk y La Muerte del Increíble Hulk.

"¿Cerré con llave?¿Me dejé el gas abierto?¿Llevo la cartera?"

«¿Cerré con llave?¿Me dejé el gas abierto?¿Llevo la cartera?»

El argumento del piloto trata sobre el doctor David Bruce Banner, médico y físico que, traumatizado tras quedar viudo en un accidente de coche, investiga la causa de la fuerza sobrehumana mostrada por algunas personas que han conseguido salvar la vida de sus seres queridos en momentos de peligro. Tras llegar a la conclusión de que el origen de esos picos de fuerza sobrehumana se debe a la radiación gamma, decide experimentar consigo mismo para probar su teoría, recibiendo por accidente una sobredosis de estos rayos que, en momentos de ira o frustración, provocan su transformación en un ser verde de 2’10 cm, 150 kg de peso y fuerza sobrehumana. Mientras Banner intenta sin éxito revertir su estado con la ayuda de su compañera, la Dra. Elaina Harding Marks, el reportero Jack McGee investiga el avistamiento del ser, al que bautiza como Hulk, obsesionándose con encontrar a la criatura. Tras un accidente de laboratorio en el que muere la Dra. Marks y se da por muerto a nuestro protagonista, éste decide vagar por los EEUU en busca de una cura, sobreviviendo a base de trabajos de poca monta, bajo falsas identidades y ayudando a aquellas personas que se encuentran en problemas, encontrándose en cada episodio en situaciones que disparan su transformación en Hulk, mientras el reportero Jack McGee sigue la pista de las apariciones del monstruo. El creador de la serie, Kenneth Jonhson, afirmaba que lo que estaban haciendo constantemente era “buscar maneras temáticas de tratar las diferentes formas en las que Hulk podía manifestarse en cualquiera. Para el Dr. Banner era la ira, para otros podría ser la obsesión, el miedo, los celos o el alcohol. Sobre eso indagábamos en cada episodio.”

"¡Leches, sabía que se me olvidaba algo!"

«¡Leches, sabía que se me olvidaba algo!»

A principios de 1977, el director de la rama televisiva de los estudios Universal le ofreció a Kenneth Johnson la oportunidad de desarrollar una serie de TV basada en cualquiera de los varios personajes Marvel sobre los que la cadena había obtenido sus derechos de explotación. En un principio, Johnson rechazó la oferta, admitiendo no estar interesado, pero tras leer Los Miserables de Victor Hugo, pensó que ese tratamiento podría ajustarse al personaje de Hulk y empezó a desarrollar la serie. Para ello, Johnson hizo muchos cambios con respecto al material original, en parte para traducirlo a un lenguaje televisivo más creíble y aceptable para un público más amplio, y en parte para distanciarse lo más posible del material fuente porque no le gustaban los comics. Entre esos cambios encontramos la exposición del personaje a los rayos gamma a través de un experimento de laboratorio fallido en lugar de la explosión de una bomba experimental; el cambio de profesión del Dr. Banner, de físico nuclear a investigador médico y doctor en medicina; la imposibilidad de hablar para el personaje de Hulk en la serie, el cual sí hablaba en los comics, aunque con un vocabulario infantil y limitado. Con respecto a este cambio, Stan Lee dijo que le pareció una gran idea que el personaje no hablase en la serie de TV, puesto que habría sonado estúpido; el nivel de fuerza del Goliat esmeralda también se redujo a niveles más bajos, y por tanto más aceptables para los telespectadores. Aún así, el personaje retuvo su factor curativo, llegando en un episodio a reparar la columna vertebral dañada de un Banner parapléjico tras transformarse en Hulk; otro de los cambios fue ignorar a todo el reparto de secundarios del comic y usar en su lugar al reportero Jack McGee; uno de los cambios más polémicos, sobre todo por los supuestos motivos aducidos por Ferrigno y Stan Lee, fue el cambio del nombre de pila del personaje: de llamarse Robert Bruce Banner, pasa a ser David Bruce Banner. Johnson no quería que el público percibiera la serie como la adaptación de un comic, de ahí el cambio de uno de los rasgos distintivos de los personajes creados por Stan Lee, la aliteración en las iniciales de los nombres. Pero como hemos dicho antes, según The Man y Lou Ferrigno, la CBS le cambió el nombre porque pensaba que Bruce era un nombre muy gay. En el comentario del DVD, Johnson comenta que el motivo del cambio de nombre fue como homenaje a su hijo David. Aunque el cambio que podría haber originado más polémica nunca llegó a realizarse: Johnson quería que Hulk fuese rojo en lugar de verde, porque el rojo está más asociado con la ira que el verde, y porque el rojo es un color más humano, más natural. Gracias a Dios, Stan dijo a eso que no, y que no era negociable.

"Cariñooo, te dejaste el molde de las babuchas en casaaaa..."

«Cariñooo, te dejaste el molde de las babuchas en casaaaa…»

El papel de Banner fue asignado a Bill Bixby -la primera elección de Johnson-, así como el del reportero Jack McGee a Jack Colvin, personaje para el que Johnson se basó en el Javert de Los Miserables. El casting de Hulk fue el más complicado de realizar. En un principio se pensó en un desconocido Arnold Schwarzenegger para el papel, pero tras presentarse a la prueba, fue rechazado por no ser lo bastante alto. En su lugar se contrató a Richard Kiel, conocido por su papel de Tiburón en la saga Bond, el cual rodó parte del piloto pero fue despedido debido a un comentario del hijo del propio Johnson, quien pensaba que el actor era lo bastante alto, pero no tenía el físico que el personaje demandaba. Aún así, se mantuvo una brevísima escena en el piloto en la que aparece el actor caracterizado como Hulk. Tiempo después, el propio Kiel afirmó que no le importó perder el trabajo, puesto que las lentillas le hacían daño a los ojos y el maquillaje resultaba difícil de quitar. Al final, el papel cayó en manos del culturista Lou Ferrigno.

"¡Hulk tener babuchaaaas!"

«¡Hulk tener babuchaaaas!»

Al principio, el maquillaje facial de Hulk era bastante monstruoso y acabó suavizándose tras el rodaje del episodio situado en Nueva York, en el que una anciana se asustó al ver a Ferrigno caracterizado. Este maquillaje tardaba en colocarse unas tres horas, y se componía de unas lentillas -que Ferrigno tenía que quitarse cada 15 minutos porque le molestaban-, una nariz y frente protésicas, junto con una gruesa peluca hecha de pelo de yak teñido de verde.

"Verde aquí, verde allá, maquíllate, maquíllate..."

«Verde aquí, verde allá, maquíllate, maquíllate…»

Al principio de cada episodio se oye una narración que, en el original, era realizada por Ted Cassidy, actor conocido por interpretar a Lurch en la serie de La Familia Addams, quien también proporcionaba los gruñidos y rugidos de Hulk en la serie. Desgraciadamente, el actor murió durante la producción de la segunda temporada, y el encargado de los sonidos guturales del personaje a partir de entonces fue Charles Napier, actor que apareció en un par de episodios.

"¡Hulk tener frío en Nueva York!"

«¡Hulk tener frío en Nueva York!»

La música de la serie fue compuesta por Joe Harnell, uno de los compositores favoritos de Johnson, con quien había trabajado en La Mujer Biónica y con quien volvería a trabajar varios años después en la banda sonora de V. El tema más reconocible de su trabajo en El Increíble Hulk es el que sonaba al final de cada episodio, mientras David Banner hacía auto-stop para ir a su próximo destino, titulado The lonely man. Este tema también sonaba brevemente en la banda sonora de la película El Increíble Hulk de 2008.

"Eh, toca esa canción triste que sonaba al final de El Increíble Hulk."

«Eh, toca esa canción triste que sonaba al final de El Increíble Hulk.»

Seis años después de la cancelación de la serie, la NBC se hizo con los derechos para producir varias películas para televisión sobre el personaje, con la idea de presentar a otros personajes del universo Marvel en pantalla, para concederles después serie propia si el telefilme de presentación tenía éxito. Así, en 1988 se estrena El Regreso del Increíble Hulk, en el que se presenta a Thor o, mejor dicho, una versión bastante particular del personaje. Aquí, Donald Blake empuña un martillo mágico que encontró en Noruega, y grita el nombre de Odín para que aparezca el Dios del Trueno, un guerrero vikingo amante de la cerveza, las mujeres y las peleas, que tiene prohibido entrar en el Valhalla… Vamos, nada que ver con el original. Un año después, y con un presupuesto de tres millones de dólares, se estrena El Juicio del Increíble Hulk, en el que el Goliat Esmeralda se une a Daredevil para combatir a Wilson Fisk. El abogado ciego de día y justiciero de noche es interpretado por Rex Smith, más conocido por ser el protagonista de El Halcón Callejero, mientras que John Rhys-Davies –el inolvidable Sallah de la saga de Indiana Jones o Gimli en El Señor de los Anillos- hace las veces de Wilson Fisk. Al igual que en el caso de Thor, cualquier parecido de Daredevil o Fisk con sus contrapartidas del comic es pura coincidencia. La última incursión en la pequeña pantalla del personaje se cuenta en La Muerte del Increíble Hulk, en la que no presentan a ningún otro personaje de la Casa de las Ideas, aunque aparece un trasunto de la Viuda Negra con quien Banner mantiene un romance. Aquí, como el título del telefilme indica, la criatura muere por una caída desde un avión, dando fin al recorrido televisivo del personaje. Lo irónico de esta causa de mortalidad para el personaje resulta de repasar un capítulo de la cuarta temporada titulado Free Fall, en el que Hulk sobrevive a una caída de similares características. En fin… Tras el estreno de esta última entrega, se comenzó a preparar una cuarta incursión que se iba a titular El Renacimiento del Increíble Hulk, pero dados los pobres resultados del telefilme anterior, el proyecto se canceló, quedando en agua de borrajas las planeadas apariciones de Hulka o Iron Man en futuras entregas.

HULK 01 HULK 09 HULK 10

Entre los cameos más importantes en la serie y los telefilmes posteriores, se encuentran los de los padres originales de la criatura, Stan Lee y Jack Kirby. El primero aparece en la secuencia del juicio a Banner de El Juicio del Increíble Hulk como parte del jurado, mientras que el segundo aparece en el episodio titulado No Escape de la segunda temporada como dibujante para la policía.

HULK 11 HULK 12

Y hasta aquí el repaso de una de las series más míticas de los 80, que consiguió convertir a Hulk en un personaje de fama mundial, a la altura de Spider-Man, Batman o Superman. Hasta la próxima.

Últimas entradas de Alvaro (ver todo)

Opiniones

Deja un comentario