T.N.G. Radio

Canción actual
Título

Programa actual

Programa actual


CLONES POR TODAS PARTES (PARTE 2)

Escrito por el 30 mayo 2015

En 1993 los editores de las series arácnidas, Danny Fingeroth, Erin Fein, Mark Bernardo y Mark Powers, se sientan frente a los guionistas Terry Kavanagh, David Michelinie, J.M. DeMatteis y Howard Mackie en la suite de un hotel de Nueva York para discutir sobre la saga en la que se verá envuelto Spider-Man ese año.

Por aquella época, todos buscan el impacto mediático que provocó la Muerte de Superman, y ni Matanza Máxima ni el regreso de los padres de Peter lo han conseguido. Michelinie deja caer sobre la mesa que Peter desvele su identidad secreta y que durante un año se discuta sobre las consecuencias que ese hecho tendrá, pero no convence a los editores. Terry Kavanagh habla tímidamente sobre el clon de Spidey y aunque al principio todos lo toman con indiferencia, es DeMatteis quien comenta las posibilidades que podrían tener, convenciendo a todos los integrantes de la reunión de que eso era lo que andaban buscando.

Al día siguiente la propuesta cae encima de la mesa de Tom DeFalco, director editorial, quien se niega rotundamente. Sin embargo les escucha y cuando terminan de hablar se convierte en el más ferviente defensor del proyecto, dándole luz verde.

Durante unos números vemos que un misterioso hombre mantiene conversaciones telefónicas con la tía May, sin que se diga en ninguna parte la identidad del  desconocido. Esto cambia cuando May entra en coma debido a un derrame cerebral, y el desconocido se presenta en el hospital, desvelando que se trata de Ben Reilly, clon de Peter que supuestamente había muerto en aquel lejano Amazing Spider-Man 149.

Para quien no lo sepa Ben Reilly toma su nombre del tío Ben y su apellido del apellido de soltera de la Tía May. De esta forma comienza la Saga de Ben Reilly, en el número 117 de Web of Spider-Man (Octubre de 1994).

Un millón de preguntas surgen en torno a Ben Reilly, siendo la principal cómo sobrevivió a la caída por la chimenea por la que lo arrojó Peter. El suspense en torno a Ben se convierte en el motor de la trama de toda la saga, apareciendo multitud de personajes cubiertos por la intriga, tales como Judas Traveller, Scrier o Seward Trainer (quien debe su nombre al suegro de Howard Mackie).

Cuando comenzamos a leer la Saga de Ben Reilly, puede parecer que todos los implicados tenían todo controlado hasta el más mínimo detalle, cada pieza del puzzle bien colocada…

Nada más lejos de la realidad.

La Saga de Ben Reilly empieza a dividirse en subsagas, complicando aún más su seguimiento. Tras los acontecimientos que hemos contado arriba (que forman la primera parte, llamada Poder y Responsabilidad) durante los tres meses siguientes podemos ver a Peter Parker en las cabeceras de Spectacular Spider-Man y Amazing Spider-Man, mientras que Ben Reilly se convierte en protagonista de Web of Spider-Man y Spider-Man, emprendiendo su propia lucha contra el crimen bajo la identidad de la Araña Escarlata (estas sagas se llamaron Telaraña de Vida en el caso de Ben y Telaraña de muerte en el caso de Peter).

Ben Reilly como la Araña Escarlata

Ben Reilly como la Araña Escarlata

De esta forma se intenta que nos familiaricemos con Ben Reilly y lo veamos como un héroe capaz de tomar el manto de arácnido. Nos dan a entender que han pasado cinco años desde la anterior Saga del Clon, y que en ese tiempo Reilly ha estado dando bandazos por los Estados Juntitos a lomos de una motocicleta. El diseño de la Araña Escarlata es sencillo, constando de una sudadera y unas mallas rojas.

Mientras Ben Reilly se da de tortas con Veneno (Web of Spider-Man 119), Peter se entera de que va a ser padre al tiempo que lucha por sobrevivir a un virus inoculado por el Buitre y cuya cura se la proporciona el propio Doctor Octopus, que no puede ver  como su némesis muere de esa forma. Poco después Octopus muere a manos de otro personaje misterioso llamado Kaine, quien se está encargando de acabar con los enemigos de Spider-Man.

Más tarde se desvelará, que Kaine es un clon defectuoso que fue creado antes de Ben Reilly y que padece una degeneración celular que le provoca un terrible dolor continuo. El extraño traje que lleva ralentiza la degeneración pero no la llega a detener. Kaine posee los mismos poderes que Spider-Man, pero llevados a extremos dramáticos, de tal forma que su habilidad de pegarse a las paredes, la usa para dejar a sus víctimas una marca horrible, conocida como la marca de Kaine. El sentido arácnido en su caso se transforma en horribles visiones de futuro. Los editores quieren que sea el nuevo gran villano de Spider-Man, quedando demostrado lo despiadado de su ser en la muerte de Octopus. El siguiente en pasar por su cuchillo es el Cazador Macabro, descendiente de Kraven el Cazador que dura un suspiro (este personaje fue creado por Howard Mackie quien lo entregó a Kaine gustoso ya que n o sabía bien qué hacer con él).

Kaine, como el clon hecho polvo

Kaine, como el clon hecho polvo

Llegamos al siguiente arco argumental, Humo y Espejos, en el que aparece de nuevo el Chacal (parece ser que nadie murió como creíamos) y a una nueva clon de Gwen Stacy que se deshace ante nuestros ojos. El Chacal urde una red de mentiras y semiverdades que siembran la duda entre Peter y Ben (y los lectores) sobre quién es el verdadero y quién es el clon.

Con este nivel de tensión llegamos al Amazing Spider-Man 400, donde se ha anunciado a bombo y platillo que desvelarán quién es el verdadero. Los planes originales decían que con esta sorpresa terminaría el primer acto, dando paso al segundo acto que narraría durante tres mess las aventuras de Ben Reilly en solitario. La tercera y última parte significaría el regreso de Peter como el único y verdadero Spider-Man, mientras que Ben conseguiría su propio título mensual.

Sin embargo nada pasó como se planeó.

En aquella época Marvel no se encontraba en su mejor momento (llegando incluso a la bancarrota), lo que provocó el despido de Tom DeFalco como editor jefe, siendo sustituido por cinco editores, uno para cada serie de Spider-Man y Bob Budiansky toma la jefatura de la franquicia. Como consecuencia de ello, y ante los buenos números que está cosechando la Saga de Ben Reilly, por qué no seguir con ella y alargarla más de lo previsto…

En lugar de desvelar el misterio del clon en el número 400, lo que ocurre es la muerte de la tía May, no sin antes despertarse y confesarle a Peter que ha sabido su secreto durante todo este tiempo y que se siente muy orgullosa de él. Dicho esto la pobre mujer defenece en la cama. El Amazing Spider-Man 400 también incluye la primera parte de una historia de complemento, llamada El Legado de los Parker, en la que DeMatteis comienza a contar los años oscuros de  Ben Reilly y que supone el regreso de John Romita Jr. a la franquicia arácnida. En las páginas finales de este número también ocurre la detención de Peter, acusado por los crímenes que ha cometido Kaine.

La Muerte de la tía May

La Muerte de la tía May

De esta forma comienza el caos. la historia empieza a devenir en un batiburrillo de números que no llegan a ninguna parte, apareciendo más clones de Peter, demostrando que el haber alargado la saga es un error en toda regla. Por fin en el Spectacular Spider-Man 226 (julio de 1995), unos análisis realizados por Seward Trainer (amigo de Ben) desvelan que Ben, el tipo este que ha aparecido de la nada, al que ni conocemos y que nos interesa poco, es el original y que el protagonista de las series arácnidas durante los últimos 20 años, es un clon…

Verás la risa que te entra cuando te lo cuente...

Verás la risa que te entra cuando te lo cuente…

Por esas fechas tanto Danny Fingeroth, como Tom DeFalco y Terry Kavanagh principales impulsores de la Saga de Ben Reilly han dejado sus respectivas series, han abandonado el barco de la Saga de Ben Reilly sin que se llegue a su fin. Llevamos 9 meses que no sabemos dónde vamos, con esta revelación,  ¿por fin se ha terminado la dichosa saga? Ilusos.

Intentando imitar el éxito que han cosechado los mutantes con la Era de Apocalipsis, un crossover que comienza en el especial X-Men Alpha y termina en X Men Omega y en el que durante cuatro meses todas las series mutantes cambiaron de título, Budianksy  decide que lo mismo puede pasar en Spider-Man y comienza la saga Clonación Máxima, en la que los clones salen hasta de debajo de las piedras, producidos por un Chacal enloquecido que quiere sustituir por clones a toda la humanidad. El especial que cierra la saga es de traca, siendo guionizado por un primerizo Tom Lyle y reescrito por Budiansky y sus ayudantes y existiendo hasta cuatro dibujantes en su interior y cinco entintadores, ahí queda eso. De hecho en los pasillos de Marvel, comienzan  a llamar a la saga Maximum Garbage (Basura Máxima) en lugar de Maximum Clonage.

5cspa-girl4039c1bb1f46c

¡Todo vale en esta saga!

La saga es un fracaso absoluto, los editores no han tenido en cuenta que los autores mutantes han tenido tiempo de planificar toda la historia que rodeaba a la Era de Apocalipsis, tiempo que no se ha tenido en esta saga. Editores, guionistas y dibujantes, están hartos de presiones de los ejecutivos de la editorial que sólo responden ante números y se lían la manta a la cabeza, matando al Chacal durante la saga de Clonación Máxima y mandando a Peter, quien ha asumido su “clonidad” a un merecido retiro junto a su esposa embarazada quedando Ben Reilly como Spider-Man.

O no… Porque por imposición editorial, de nuevo intentando imitar a La Era de Apocalipsis, Ben sigue siendo la Araña Escarlata durante dos meses más, cambiando el nombre de todas las series arácnidas para después volver a los nombres originales pero con Ben bajo la máscara de Spider-Man. Todo muy bonito todo genial, si no fuera porque no hay ganas, ni tiempo ni siquiera autores para narrar estos números, negociando Budiansky a toda pastilla la contratación de Dan Jurgens (autor de la Muerte de Superman) para que intente poner un poco de orden dentro del caos en lo que se ha convertido todo esto.

Después de más de un año contando la historia, de un chorrocientos de números, de miniseries, de especiales, Ben Reilly es el nuevo Spider-Man. Y los lectores se quedan con un palmo de narices.

¡Leed muchos tebeos!

Etiquetado como

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *